Energía Distribuida: Favoreciendo la Transición Energética

La generación distribuida consiste en la producción de electricidad desde muchas pequeñas fuentes locales cercanas al consumidor final. Se diferencia así de la producción tradicional, grande y centralizada, que se realiza en unos pocos centros de generación y que requieren de amplias redes de transporte para llegar a su destinatario.

LIMPIA

Es limpia, ya que utiliza fuentes renovables de energía, como la eólica y la fotovoltaica, especialmente esta última dado que se integra con facilidad en el ámbito urbano y en áreas de concentración empresarial.

EFICIENTE

Es eficiente, dado que se genera cerca de donde se consume y se reducen considerablemente las pérdidas de transporte y distribución, habituales en las energías más convencionales.

ECONÓMICA

Favorece el ahorro en la medida que la energía producida por las instalaciones locales está exenta de las tasas de peaje por el transporte energético y no implica costes de comercialización.

SOSTENIBLE

Desarrolla un sistema de energía más sostenible porque incrementa la producción de energía verde, diversifica las fuentes de energía y proporciona una mayor autonomía a los consumidores finales.

Comunidades Energéticas Locales (CEL / TEK)

Las Comunidades Energéticas (CEL / TEK), promovidas por la Unión Europea, son la vía para la participación ciudadana en un modelo eléctrico más descarbonizado, descentralizado y democrático.